Advertainmen es el blog de Gametopia para enfermos del desarrollo de videojuegos.

Síndrome de Asperger en la literatura y TV

Personajes con Síndrome de Asperger
Fuente de inspiración para la psicología de muchos personajes.

Caer en el cliché y en la idea superficial siempre es fácil, pero tratar el Síndrome de Asperger (SA) como algo serio y con base rigurosa es mucho más complejo y seguramente crearía personajes menos interesantes para la audiencia mainstream.

Para poder escribir el guión de El viaje de Elisa, el videojuego que estamos a punto de lanzar para La fundación Orange y Autismo Burgos, he tenido que documentarme mucho sobre este tema, que resulta apasionante aunque entiendo que sea todo lo contrario para las personas que lo sufren.

Un dato sorprendente es que según el CDC de USA, alrededor de 1 de cada 80 niños tiene un trastorno relacionado con el Autismo, como el Síndrome de Asperger. Los problemas que tienen estas personas en su día a día son realmente complejos, entonces… ¿por qué nos fascina ver personajes con Síndrome de Asperger?

Para muchos guionistas y escritores se han convertida en una oportunidad para tener personajes fuera de los convencionalismos y que puedan decir verdades desagradables sin inmutarse. A nivel narrativo es un herramienta muy poderosa, porque puedes incomodar tanto al resto de personajes como al propio espectador. Pero en la mayoría de las situaciones nos encontramos que el creador solo necesitaba esa cualidad ligada al Asperger, no tenía la necesidad de explorar 360º a un personaje con SA.

El Síndrome de Asperger se ha convertido en una oportunidad para tener personajes fuera de los convencionalismos

El personaje con SA típico que nos encontramos en la series o novelas, son brillantes intelectualmente, antisociales, sin empatía y sin capacidad para comprender las emociones y casi siempre con un comportamiento muy obsesivo. En este espectro nos encontramos al famoso Sheldon Cooper de la serie de CBS ‘The Big bang Theory’ (aunque antes de Cooper había un personaje similar que era Steve Urkel, del que han cogido muchas referencias de la caricatura del empollón) a la cirujana cardíaca Virginia Dixon de ‘Anatomía de Grey’, el errático Dr. House, Temperance Brennan de Bones o la versión de Sherlock Holmes de la BBC interpretada por Benedict Cumberbatch. Curioso es el caso de Sherlock Holmes ya que cuando Arthur Conan Doyle escribió el personaje no estaba descubierto el Síndrome de Asperger, pero también es cierto que en las novelas no vemos un SA tan exagerando como la versión de Cumberbatch.

En todas ellas vemos una visión siempre brillante, personajes que nos gustan porque parecen caso irreales. Sin embargo, tenemos un ejemplo mucho más cercano a la realidad que es la serie de la NBC ‘Parenthood’ donde encontramos a un protagonista de 8 años llamado Max Braverman y que se basa en el propio hijo del creador de la serie diagnosticado con SA. La serie tiene un blog desde donde tratan de dar información a los espectadores sobre el Autismo. Pero seguramente, los problemas a los que se enfrenta Max en la serie no es lo que quiere ver la audiencia mientras cena en casa.


Max Braverman es personaje que se acerca más a la realidad.

Una historia sorprendente es el libro ‘Nacido en un día azul’ de Daniel Tammet, porque no es un escritor que necesite impactar a su audiencia, es el propio autor el que tiene SA y nos ofrece un relato ameno de cómo es capaz de realizar complicadas operaciones aritméticas a la velocidad el rayo, puede aprender un idioma en tan sólo unos días y ha establecido un nuevo récord al memorizar y recitar más de 22.500 decimales del número pi. Pero también nos cuenta sus problemas y cómo fue de frustrante y aislada su infancia.

Viendo todas estas referencias se puede observar una cierta fascinación de la audiencia al concepto (alejado de la realidad) que se supone que es el Síndrome de Asperger. Sin embargo, cuando escuchas historias reales te das cuenta del rechazo que sufren estas personas en el mundo real. ¿Por qué esa diferencia? ¿Qué cambia al verlos a través de los pixeles? Ah claro, que lo que vemos en la TV no es Síndrome de Asperger, es otra cosa.

2 comentarios:

  1. Me da pena que haya tanto desconocimiento con el Síndrome de Asperger, como es el caso de este artículo. Aquí das a entender que estás trabajando con una asociación relacionada a esto, pero veo fallos en tu argumento preocupantes. Para empezar, House no es asperger, es un cínico egoista, y Sherldon Cooper (y dicho por los propios guionistas) no es asperger, es un personaje exagerado hasta la médula en muchos sentidos, hasta llegar a ser ridículo.
    Una de las mayores características de un arperger es su falta de empatía. Son personas a las que les resulta muy dificil llevar una vida social porque no saben como funciona, no la entienden. Si hablas con alguno de ellos puedes ver que si te hablan de algo que les gusta se convierte en un monólogo, y solo hablan ellos, aunque vean que tu los estás ignorando. Además son personas que destacan mucho en una sola cosa y dedican toda su atención a ello, resultando todo lo demás tedioso.
    Un asperger no es carismático, ni sabe siempre qué decir, de hecho muchas veces mete la pata porque no sabe cuando parar con una broma.
    Hablo desde la experiencia de tener un hermano asperger, y si se entiende que todo lo anterior que he dicho es para herir o que parezca que los menosprecio o critico, todo lo contrario. Son personas a las que hay que querer y dejar su espacio, son personas normales y corrientes, y no un penoso recurso de Hollywood para fomentar la ignorancia.
    Dicho esto, gracias por el blog, tiene artículos muy interesantes.

    ResponderEliminar
  2. Hola Martina, muchas gracias por tu comentario y tus indicaciones. La idea de este artículo era comentar que se utiliza el concepto Asperger de manera muy teatralizada y aunque ,como tu bien dices, muchos de los ejemplos claramente no son Asperger, para los espectadores si lo son porque ya se ha quedado esa idea de ‘personajes molones’ cuando la realidad la has descrito tu perfectamente.

    ResponderEliminar

Subir