Relatos Cortos de Videojuegos del concurso de Gametopia

Relatos Cortos Videojuegos
Recopilamos algunos de los mejores relatos de videojuegos del concurso.

Solo tres relatos podían ganar y la decisión no fue fácil. Los concursos siempre tienen algo de injusto porque hay relatos muy buenos que se quedan a las puertas por pequeños matices.

Así que nos hemos puesto en contacto con los creadores de algunos de los relatos que más nos habían gustado, para darles la oportunidad de que sean leídos por más gente. Es una pena que se queden ocultos cuando son tan interesantes.

En este primer artículo voy a publicar tres de ellos, en los próximos días publicaremos más. Espero que os gusten y os invito a que dejéis vuestros comentarios, seguro que los creadores os lo agradecen.

Ana Gómez Ortiz

 - Estoy jodido. Estoy bien jodido.
Me despertó la alarma de oxígeno de mi traje. La tormenta había amainado. Recuperé la conciencia y todavía grogui, me pregunté por qué no estaba muerto. Quizás, algún día se debata un duelo nacional por mí y en la Wikipedia escriban: «John Scott el único ser humano que ha muerto en Marte» pero sigo vivo.

Os explico; hace 4 años que la NASA lleva preparando esta misión, la Ares V y hace 7 días que aterrizamos en la superficie marciana. Digo aterrizamos porque no estaba solo. La tripulación me había dado por muerto y no les culpo, si yo hubiese visto como una antena atravesaba el cuerpo de una persona en medio del espacio, haciéndole rodar y perdiendo toda señal de comunicación, también lo hubiese pensado. Si algún día recuperan esta bitácora quiero decirles: chicos, no fue culpa vuestra. Hicisteis lo que teníais que hacer.

No quiero entrar en detalles de cómo me quité la antena y conseguí reparar el traje, solo decir que grité como una nena.

En resumen, estoy atrapado en Marte. Sin forma de comunicarme con la tripulación ni con la Tierra. Todos piensan que estoy muerto. Estoy en una estación espacial diseñada para durar 30 días. Si el oxigenador se rompe, me asfixiaré. Si el purificador de agua se rompe, moriré. Si no ocurre nada de esto, me quedaré sin comida y moriré de hambre. Así que sí. Estoy jodido.

Ah, soy botánico e ingeniero mecánico. La NASA a veces juega a ser dios y lleva a un botánico a un planeta donde no crece nada. Tengo una cantidad pequeña de suelo y patatas para plantar de objetos de estudio, pero que ahora se han convertido en mi principal misión: sobrevivir 4 años hasta la llegada de la ARES VI. Cultivar patatas no debería ser complicado siempre y cuando las bacterias no se vuelvan en mi contra y tenga que matarlas cual aliens en el espacio. ¿Qué cómo conseguí crear bacterias en Marte? Bueno no hablemos de temas escatológicos. Vayamos al grano, necesito SOBREVIVIR con este pequeño huerto, maldita sea.

Felipe Olcina Suárez

Año 3050

Raimundo, ¿te acuerdas? el profesor nos lo dijo mil veces, !si os saltáis las clases nunca llegareis a ser nada!. Si le hubiéramos hecho caso, no tendríamos que haber cogido este maldito trabajo de pizzeros intergalácticos.

En la pizzería todos los días son iguales, suena el teléfono y hambrientos seres de otros planetas realizan pedidos de extravagantes sabores para nuestro gusto terrestre. Pero el cliente siempre tiene la razón, así que mi compañero Raimundo y yo, tenemos siempre a punto nuestra moto interestelar para entregar las pizzas en los lugares mas recónditos del universo.

El lema de nuestro restaurante es \"si la pizza llega fría, el cliente come gratis\"; si llegamos tarde lo descuentan de nuestros míseros sueldos.

Cada entrega es una aventura, mi compañero anda de una forma muy graciosa cargado de pizzas por esos terrenos inhóspitos. Mientras él hace la entrega a pie, yo le ayudo desde el aire en la moto. Con un movimiento de dedos sobre la pantalla puedo ayudarle; si pinto el símbolo de una ola impulso un chorro de agua hacia el lugar; si dibujo una espiral una ráfaga de viento sale disparada y pintando un triangulo lanzo una llamarada que calcina la zona.

Recuerdo un planeta en el que mi compañero tenia solo 90 segundos para entregar la pizza. Una maraña de hojas le impedian avanzar, pero desde mi moto y con un simple movimiento de dedos pude quemar aquella maleza permitiendo a mi compañero entregar la pizza.

Pero no siempre es tan fácil, en otra ocasión tuve que llenar de agua un estanque para reflotar unos troncos para que mi compañero pudiera avanzar. Después, mediante una ráfaga de viento impulsé los troncos sobre el agua para ayudarle a cruzar el estanque y simultáneamente con fuego calcinaba unos meteoritos que caían del cielo; toda una odisea pizzera.

¡¡¡Riiiing riiing!!!, pedido de un tal Darth Vader en la dirección estrella de la muerte; quiere una familiar con topping de lado oscuro. Raimundo coge el casco, tenemos otro pedido!

Daniel Narciso Filella

UNA SITUACIÓN PELIAGUDA (MUY… PELIAGUDA)

-Uuah… (bosteza) menuda noche de maratón de videojuegos, ¿verdad coleg…? ¡¿PERO QUÉ COJ…?! ¡ESTOY PIXELADO! ¿Sigo soñando?
-No, tío… yo también lo veo…
(Salen al exterior)
-¡Joder, cómo mola, todo parece un videojuego! ¡Vamos a buscar al resto, debemos saber qué está pasando!.
-¿Y esa musiquilla? Parece música de comba…
-Lo es, ¿sabes qué significa eso?
-¿Que tenemos nuestra propia BSO?
-¡No, zoquete! ¡Atención, en guardia!
-¿Qué hacemos? ¡Esa cucaracha pixelada es enorme!
-¡Tío, tu guitarra! ¡Mira tu extraña guitarra! ¡Eres músico, úsala, o algo!
(Toca un riff)
-¡Qué pasada! ¿Has visto que rayo? Ha sido…
(El enemigo ataca y les hiere)
-¡Cuidado, no bajes la guardia!... Hmm, si tú puedes usar tu música siendo artista, quizás yo como estudiante de medicina…
(Se concentra y un aura de sanación cura a su amigo)
-¡Mucho mejor! ¡Ahora verás!
(Toca un solo mejor que el anterior y surge un ataque diferente)
-¡Casi lo tenemos! Quizás yo también pueda atacar…
(Pone las palmas hacia el enemigo)
-¡¡ABANICO DE BISTURÍES!
(La cucaracha muere. Musiquita de victoria).
-Caray, ha sido duro, pero creo… ¿Qué cojones? En el suelo hay monedas y objetos. Y… ¿Hemos subido un nivel?
-Correcto, y mira ésto.
(Mueve las manos como si desenrollase algo)
-Loool! ¡Es un mapa! ¿Cómo lo hiciste?
-Soy el rey de los videojuegos, ¿recuerdas? ;)
-Hmmm, no vas a dejarme atrás… A ver si así… ¡EUREKA!
(Mueve las manos como si bajara una persiana)
-¡EA! Nuestro inventario y nuestras stats ^_^
-Qué raro es todo. Vayamos a ver al resto de la pandilla, tenemos que llegar al fondo del meollo.
-Con cuidado, no sabemos qué encontraremos
-Tienes razón. Espera, quizás pueda… ¡Wow! ¡Puedo craftear pociones y vendas si conseguimos materiales!
-No nos fiemos, aun y con todo, estamos ahora en una situación muy peliaguda…
-Sigo creyendo que estoy soñando… O flipando… Y no he tomado drogas… (Últimamente) *Ahem*…
-Venga, sígueme, el mapa marca algo cerca…
(Música de combate).



¿Quieres leer más relatos? Aquí tienes más historias de los participantes del concurso.

4 comentarios:

  1. ¿¿ El primer relato es un homenaje a " The Martian" o algo así?? porque es clavadito.

    https://www.youtube.com/watch?v=9qSA9syUxDQ

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente, tanto estos relatos como los ganadores dejan mucho que desear, tal vez expliquen con más o menos acierto un videojuego que podría ser muy divertido (estoy hablando del pizzero), pero como relatos (que de eso iba el concurso), a nivel literario, son mediocres como poco. Definitivamente, si la gente que ha elegido estas historias es la que enseña a escribir en los cursos on-line.... los mismos son una pérdida de tiempo y dinero

    ResponderEliminar
  3. Hola! la verdad es que el segundo y el tercero me gustaría jugarlos :-). Creo que serían divertidos en Steam o móvil.
    Tengo ganas de leer los otros relatos que vas a publicar.

    ResponderEliminar
  4. El primero me ha recordado mucho a un par de historias que ya conocía, pero el segundo me ha hecho más gracia que el ganador, que la verdad, no me convenció para nada. Vamos, que no es que yo sea ninguna experta. Y el tercero tiene su puntillo. Felicidades, artistas.

    ResponderEliminar

Subir