La importancia del testeo de videojuegos

Importancia del testeo en Videojuegos
La calidad de un producto la marca el proceso de testeo
Estos días estamos terminado el desarrollo de un videojuego para una marca comercial, que nos está dando bastante guerra el testeo en Android. Lo que me ha llevado a escribir este artículo.

Normalmente solemos cometer el error de poner todo el esfuerzo al principio del proyecto: el diseño de juego, los niveles, el arte… pero luego parece que se nos viene el tiempo encima y tenemos que cortar de lo que en realidad jamás deberíamos recortar: la fase de testeo.

Tim Sweeney, Fundador de EPIC, lo resumió muy bien hace unos meses:
“Hay demasiadas plataformas, estamos viendo como las ventas de iPads han superado a las de PC’s. Esto es una revelación, un producto que no existía hasta hace unos pocos años está suplantando los ordenadores personales”.

Cuando hacemos proyectos para dispositivos móviles, como suele ser el caso de las mayoría de los estudios Indies, tenemos el principal problema de que nuestro juego, en realidad, son muchos juegos. Depende del dispositivo, la experiencia de juego puede ser un éxito o un fracaso.

Todo el trabajo de diseño, arte y programación se puede perder por culpa de un mal testeo del videojuego

En una plataforma cerrada, como puede ser PS Vita, el testeo es enorme pero estás en un entorno controlado, todos los jugadores verán el mismo juego, pero en móviles o tablets, la cosa se complica. Nada tiene que ver la experiencia de jugar en un iPhone 5 o Galaxy S3 que en un Sony de resolución 480 x 854.

La única manera de lograr que nuestro trabajo enorme en diseño, arte y programación pueda ser percibido por el usuario, pasa por que el producto le llegue en las mejores condiciones y eso solo se consigue testeando mil veces.

Por desgracia seguimos cometiendo los mismos errores. Los estudios caemos en la tentación de hacer más y más grande el juego, si sobra un poco de tiempo en el desarrollo lo vamos a utilizar en implementar una nueva mecánica, o vamos a ponerle más animaciones… esto es debido a la inseguridad que sufrimos los creadores, nunca sabes si tu obra, ya sea un videojuego, novela, cuadro, etc va a gustar a la gente. El problema viene que ¿de dónde quitamos ese tiempo? Del testeo… ¡es que no aprendemos!

Pero los tester también cometen sus errores. Es lógico, después de muchas horas testeando lo mismo, lo que quieres es mandar el juego a tomar por (censurado) y sueles tirar por la vía de en medio, piensas que ese error no lo va a encontrar nadie y, como tu no has creado el juego, qué más da si no está perfecto.

Esto deriva a un problema muy español que es la excelencia en el trabajo, todo el mundo lo tiene en mente, pero poca gente lo lleva a la práctica. ¿no es preferible llevarse una bronca por no entregar un trabajo a tiempo y que esté perfecto, a llevarse una bronca porque tu trabajo no es bueno? Aquí es donde entra nuestro carácter latino y muchos diríamos, que más da, me voy a llevar una bronca igual….

Ese es el problema, no sabemos valorar lo suficiente al tester, como para que se sienta un eslabón fundamental del trabajo, y que entienda que si no da lo mejor de si mismo, todas las horas del estudio quedarán empañadas tras ese bug o ese mal ajuste de resolución.

Todas estos pensamientos intento compartirlos con mis alumnos del Curso Online de Betatester de Videojuegos, incentivarlos para que lo den todo durante el testeo y se sientan una piedra angular dentro del estudio.

Cuando comento con mis amigos y colegas estas reflexiones, siempre decimos lo mismo, “ahhh si tuviéramos la pasta de Rockstar” Me temo que a otra escala a los grandes les pasa lo mismo, porque si no, no se explica ver tantos busg en los nuevos juegos triple A.

¿Qué opinas?


4 comentarios:

  1. El trabajo de tester por desgracia no se valora nada. Solo una palabra: Outsourcing. Durante algunos años estuve trabajando en una empresa de testing de videojuegos ajena a los grandes estudios que sin embargo recurrían a ella y las cosas que las compañias dejan pasar en algunos casos son aberrantes. Muchas veces lo único que prima es que el juego esté libre de crashes y freezes y al resto que le den. Eso por parte de las publishers, luego por ejemplo en la empresa donde yo trabajaba se fueron deshaciendo de los testers fijos para contratar en su lugar a becarios con contratos de algunos meses y claro, la calidad del trabajo se resiente bastante.

    ResponderEliminar
  2. Hola, comparto lo que comentas, porque también conozco amigos que han trabajado en empresas de Outsourcing de testeo y las políticas son muy parecidas :-(

    ResponderEliminar
  3. Conozco personalmente en mundo del testeo a nivel profesional desde la perspectiva de dos grandes compañías muy diferentes en el tratamiento de sus títulos y he vivido de cerca la evolución de las politicas de contratación que comentáis. Considero que un buen tester se hace con el tiempo (como tantos otros profesionales) y que el QA de una empresa debe ser uno de los elementos más mimados de la misma por muchos motivos. Sin lugar a dudas, el testeo en videojuegos es una parte vital del proceso de producción de un título y algo que no se debería tratar a la ligera, ya que el feedback negativo que recibirá la compañía por parte del usuario será inversamente proporcional a la dedicación y calidad de su departamento de testeo.

    ResponderEliminar

Subir